Suscriíbete a las Entradas

Seguidores

Configure
- Back To Orginal +

lunes, septiembre 7

"La desaparición del universo" (Gary R. Renard)

Una charla sobre las ilusiones, las vidas pasadas, la religión, el sexo, la política y los milagros del perdón...


Capítulo 1 - ARTEN Y PURSAH APARECEN


"Gary: Esta idea de que Dios no creó el mundo, ¿no es una creencia gnóstica?

Arten:
El principio ciertamente no se originó en los gnósticos, que lo tomaron de otras filosofías y religiones. En lo que atañe a las sectas gnósticas, tenían razón al creer que Dios no creó esta excusa de mundo, pero cometieron el mismo error que casi todos los demás; hicieron que el mundo erróneamente creado fuera psicológicamente real para ellos. Lo vieron como un mal que debían despreciar. J, por su parte, contempló el mundo tal como lo hace el Espíritu Santo; una oportunidad perfecta para el perdón y la salvación.

Gary:
Así que en lugar de resistir al mundo ¿debería buscar maneras de utilizarlo como una oportunidad para regresar a casa?

Pursah:
Exactamente, buen chico. J solía decir “Habéis oído que se solía decir “ojo por ojo y diente por diente“. Pero yo os digo, no resistáis a aquel que creéis malo” Esto no era tan solo una refutación escandalosa y directa a las antiguas escrituras, sino que también es la respuesta a la pregunta que acabas de plantear. Para demostrar más ampliamente la actitud de J, ¿por qué no lees la parábola ahora?

Gary:
De acuerdo. Creo que estoy un poco oxidado en esto de leer las escrituras, pero ahí va:

“Había un hombre que tenía dos hijos; y el menor de ellos dijo a su padre: Padre, dame la parte de la hacienda que me corresponde”. Y él repartió su herencia entre ellos. Pocos días después, el hijo menor tomó todo lo que le pertenecía y emprendió un viaje a un país lejano, y allí malgastó sus propiedades viviendo como un libertino. Y cuando lo había gastado todo, una gran hambruna asoló aquella tierra, y él empezó a pasar necesidad.

De modo que se unió a uno de los ciudadanos de aquel país, que le envió a sus fincas a apacentar puercos. Deseaba llenar su vientre con las algarrobas que comían los puercos, pero nadie se las daba.
Y entrando en sí mismo, dijo: “¡cuantos jornaleros de mi padre tienen pan en abundancia mientras que yo aquí me muero de hambre!”. Me levantaré, iré a mi padre y le diré: “Padre, he pecado contra el cielo y ante ti. Ya no merezco ser llamado hijo tuyo, trátame como a uno de tus jornaleros”. Y levantándose, fue hacia su padre.
Estando él todavía lejos, lo vio su padre y, conmovido, corrió, se echó a su cuello y le besó efusivamente. El hijo le dijo: “Padre, he pecado contra el cielo y ante ti, ya no merezco ser llamado hijo tuyo”. Pero el padre dijo a sus siervos: “Traed aprisa el mejor vestido y vestidle, ponedle un anillo en su mano y unas sandalias en los pies. Traed el novillo cebado, matadlo, y comamos y celebremos una fiesta, porque este hijo mío estaba muerto, y ha vuelto a la vida; estaba perdido y ha sido hallado”.
Y comenzaron la fiesta.”

Arten:
Gracias Gary. La historia sigue siendo muy coherente, aunque te aseguro que sonaba mucho mejor en arameo. Desde luego que J estaba utilizando los símbolos del público para el que hablaba, pero, aún así, hay mucho que aprender mirando esta historia con ojos nuevos.

Lo primero que tienes que entender es que el hijo no fue expulsado de su hogar, fue lo suficientemente tonto, inocentemente tonto, de hecho, como para pensar que se podía ir y que le iría mejor por su cuenta.

Ésta fue la respuesta de J al mito del jardín del Edén. Dios no os expulsó del paraíso, y Él no es responsable en ningún sentido, modo o forma de vuestra experiencia de estar separados de Él.

El siguiente punto que debes observar es que el Hijo agotó sus reCursos limitados y comenzó a experimentar escasez, una condición que no existe en el Cielo. Al estar aparentemente separado de su Fuente, el Hijo estaba experimentando necesidades por primera vez. Exploraremos este tema contigo cuando consideremos que es apropiado. Una vez más, decimos que parecía estar separado de su Fuente porque estamos hablando de algo que sólo pareció ocurrir, pero que en realidad no ocurrió. Entendemos que éste es un concepto difícil, y volveremos a ocuparnos de él sobre la marcha.

Ahora que el Hijo pasa penalidades, intenta llenar su vacío uniéndose a otro ciudadano de aquel país. Esto simboliza los intentos de buscar soluciones a tus problemas fuera de ti mismo, implicando irreversiblemente alguna forma de relación especial.

Estos interminables e inútiles intentos de encontrar una solución mediante la búsqueda externa continúan hasta que llegas a ser como el Hijo pródigo cuando vuelve en sí. Entonces se da cuenta de que volver a la casa de su Padre es la única solución significativa a su problema, y esto se convierte entonces en lo más importante para él, más importante que ninguna otra cosa en el mundo.

Llegamos ahora al punto más importante de la historia; el contraste entre aquello que el Hijo ha llegado a creer que es verdad respecto de sí mismo y aquello que el Padre sabe que es verdad. El Hijo piensa que él a pecado y que no es digno de ser llamado Hijo de su Padre. Pero el amoroso Padre no quiere oir nada de esto. No está enfurecido ni desea vengarse, y no tiene el menor interés en castigar a su Hijo ¡Así es realmente Dios! Él no piensa como los humanos porque Él no es una persona. La historia es metafórica.


El Amor de Dios no se demora ni un instante para encontrarse con Su Hijo. Dios sabe que Su Hijo es eternamente inocente, porque Él es Su Hijo. Nada de lo que parezca ocurrir puede cambiar ese hecho. El Hijo pródigo regresa ahora a la vida. Ya no está perdido en sueños de escasez, destrucción y muerte. Es la hora de celebrarlo.

Gary:
No es que lo que dices no tenga sentido, pero se me plantean un par de problemas. En primer lugar, la cuestión relativa a que la totalidad del universo es responsabilidad del Hijo pródigo y no de Dios.

El mundo, la naturaleza y el cuerpo humano me parecen muy impresionantes. No soy exactamente lo que llamarías un optimista disparatado, pero existe gran belleza, orden y complejidad que en mi opinión revelarían la intervención de la mano de Dios. En segundo lugar, si yo dijera a la gente que Dios no creó el mundo, tengo la sensación de que causaría tanto escándalo como tirarse un pedo dentro de un ascensor.

Arten: Tratemos primero el tema del pedo. La verdad es que no tienes que decir nada a nadie. Te será completamente posible practicar el tipo de espiritualidad que explicaremos sin que nadie llegue a saberlo nunca. Todo quedará entre tú y el Espíritu Santo o J, quien prefieras. Ahora la única diferencia entre el Espíritu Santo y J es que uno es abstracto y el otro es específico. En realidad ambos son lo mismo, y tú harás el trabajo en tu mente junto con Ellos.Esto no tiene nada que ver con salvar un mundo que, de todos modos, no está ahí fuera. Salvas el mundo concentrándote en tus propias lecciones sobre el perdón. Si todo el mundo se concentrara en sus propias lecciones en lugar de concentrarse en las lecciones de otras personas, el Hijo pródigo colectivo volvería a casa en un abrir y cerrar de ojos. En el tiempo esto no pasará hasta el final. Pero también hablaremos del tiempo, y verás que nada en este universo es lo que parece ser. En cualquier caso, tú no tienes que esperar. Tu momento está a tu alcance, pero sólo si estás dispuesto a seguir el sistema de pensamiento del Espíritu Santo en lugar de intentar dirigir el planeta hacia propósitos fútiles.

El mundo no necesita otro Moisés, y nunca fue intención de J comenzar otra religión. Entonces o ahora, el mundo necesita otra religión tanto como necesita un agujero más grande en la capa de ozono. J era el discípulo perfecto, en el sentido de que al final sólo escuchó al Espíritu Santo. Sí, compartió sus experiencias con nosotros, pero sabía que sólo las podíamos entender hasta cierto punto, y que algún día aprenderíamos tal como él mismo había hecho.

Y en cuanto a la presunta belleza y complejidad del universo, es como si hubieras pintado un cuadro sobre un lienzo defectuoso y con pintura de mala calidad, y así, tan pronto concluyes, el cuadro, comienza a agrietarse y las imágenes en él empiezan a deteriorarse y desmoronarse. El cuerpo humano parece un logro sorprendente, hasta que algo empieza a ir mal en él. No tengo que recordarte el aspecto que tenían tus padres justo antes de extinguirse sus vidas terrenales.

Gary: Preferiría que no me lo recordaras.

Arten:
No hay nada en el universo que no responda al patrón de decadencia y muerte, y no hay nada aquí que pueda aparentemente vivir sin que alguna otra cosa muera. Tu mundo es digno de admiración hasta que aprendes a mirar verdaderamente.

Pero la gente no quiere mirar verdaderamente, y no sólo porque el cuadro no sea hermoso, sino porque el mundo está pensado para encubrir un sistema de pensamiento inconsciente que gobierna sus vidas y del cual no son conscientes. De modo que durante algún tiempo nos vas a permitir cierto márgen, y nos vas a dar la oportunidad de explicar más hasta que empieces a captar la idea general.

Gary:
Supongo que no me hará ningún daño daros la oportunidad, pero no me culpéis por ser escéptico. Tengo un primo que es ministro protestante y él diría que vosotros dos sois testigos de Satán, no de Dios.

Pursah:
Qué previsible. J fue acusado repetidamente de blasfemia. Hasta la Biblia lo dice. Te garantizo que si él estuviera aquí en carne y hueso, sería acusado exactamente de lo mismo el día de hoy... y por los cristianos.

No esperes que escapemos asustados de la herejía o de la blasfemia, como tampoco lo haría él.

Lo que sí puedes esperar de nosotros es honestidad y franqueza. Algunas personas tienen que ser tratadas con delicadeza, y otras pueden soportar que se les golpee en la cabeza, como en el antiguo entrenamiento Zen.

No tenemos ningún inconveniente en zarandear las jaulas de la gente. No nos importa lo que puedas pensar de nosotros. Somos libres para ser maestros y no políticos. No tenemos que adularte para que sientas afecto por nosotros en lugar de aprender algo. No requerimos de tu aprobación para aquello que tenemos que decir. No necesitamos ser populares. No tenemos interés en manipular el nivel de la forma para hacer que la historia contada por un idota nos dé la razón. Vivimos en un estado de paz, pero nuestro mensaje será firme.

Te ofreceremos una clarificación de principios espirituales, no un sustituto de ellos. Nuestras palabras sólo son reCursos de aprendizaje. Nuestro propósito es ayudarte a entender ciertas ideas para que el Espíritu Santo sea más comprensible tanto en tus estudios como en tus experiencias de cada día.

Ya hemos dicho que hablaremos del pasado. Después de eso, estudiaremos las nuevas enseñanzas de J, que no podrían haber sido comprendidas hasta ahora. Hay un documento espiritual del que tú, Gary, oíste hablar por primera vez a principios de los ochenta a través de un participante en aquel Curso que hiciste. En aquel entonces no leíste nada de ese documento, pero empezarás a estudiarlo en las próximas semanas. Esta enseñanza se originó durante tu vida, pero aprenderás que no es de este mundo. Se está extendiendo por muchos países, siendo ya malentendida y malinterpretada, tal como el mensaje de J fue distorsionado hace dos mil años. Eso era de esperar. Pero te ayudaremos a empezar con el pie derecho en el estudio de esta obra maestra de la metafísica, para que puedas escuchar su mensaje con más claridad.

Gary:
Me alegro de que penséis que lo sabéis todo, incluso mi futuro, pero seré yo quien decida qué voy a estudiar y cuándo me pondré a ello. Siempre he pensado que Jesús era genial, y vosotros habláis mucho de él.

La mayoría de mis amigos Nueva Era no suelen mencionarle con frecuencia. Es casi como si sintieran vergüenza de él. ¿Qué decís a esto?

Arten:
No es J quien no les gusta. Es la versión bíblica conductista de J la que han tenido que tragarse toda su vida y que no pueden soportar.

Existe además otro asunto que abordaremos oportunamente, pero ¿puedes culpar a tus amigos por estar confusos respecto a J? El cristianismo se encuentra en un conflicto tal que promueve abiertamente enseñanzas que son antagónicas entre sí. ¿Cómo se supone que uno tiene que lidiar con este hecho?. Con el tiempo, la gente tendrá que dejar de culpar a J por algunas de las cosas ridículas que el cristianismo ha hecho y continúa haciendo en su nombre. Él no tiene nada que ver con esas cosas, del mismo modo que Dios no tiene nada que ver con este mundo..."